Escrito por Fernando León
Última actualización: 02/12/2022

minutos de lectura

SINGULARIDAD - Fernando León

¿Imaginas un día donde las máquinas tomen el control?.

¿Máquinas súper inteligentes que acaben superando, incluso esclavizando al ser humano?.

Un futuro temido por muchos expertos al que han dado el terrible nombre de SINGULARIDAD.

Aviso IMPORTANTE: este artículo es una transcripción de Javier Santaolalla Camino de su video original de YouTube “El día en que las máquinas conquisten la Tierra“, que te dejo enlazado al final del artículo, por si solo quieres verlo y escucharlo a él y pasas de leer esta transcripción.

¿Qué es la SINGULARIDAD?

Viajemos al año 1958.

Entonces dos de los gigantes de las matemáticas del Siglo XX, Estanislaw Ulam y John Von Neumann hablaban sobre la evolución, de lo que en esos días ellos estaban creando.

La computación moderna, con ordenadores cada vez más potentes.

Y si este proceso de crear inteligencia acaba realimentándose a sí mismo en un avance continuo hasta alcanzar una inteligencia infinita.

A esto le dieron el nombre de SINGULARIDAD.

La singularidad, un nombre muy apropiado que heredaron de la cosmología.

Precisamente de los agujeros negros. Ese lugar del cosmos donde la gravedad crece exponencialmente hasta desmoronarse sobre sí misma, creando un punto de densidad de energía materia infinito, la singularidad del agujero.

Un lugar donde todas las leyes de la física fallan, se pierde la capacidad de predicción.

Algo similar ocurre con la singularidad tecnológica.

Imagina una máquina que esté dotada de cierta inteligencia y que sea capaz de autorreplicarse.

Ahora imagina que esta máquina es capaz de hacer que sus copias sean un poco más inteligentes que ellas.

Teniendo en cuenta que los ordenadores no requieren de largas gestaciones y partos muy dolorosos, este proceso puede ir acelerándose, exponencialmente en un crescendo de inteligencia, hasta alcanzar la inteligencia suprema.

La Super Inteligencia, está es la Singularidad.

El plan presenta serias dudas.

Por ejemplo, que una máquina que sea más potente, algo que podemos conseguir, no significa que sea más inteligente.

Un ordenador de toda la vida, quizás es capaz de hacer millones y millones de operaciones por segundo y almacenar millones y millones de datos.

Pero igual es incapaz de hacer operaciones que para nosotros resultan terriblemente sencillas, como entender un chiste, una ironía o la letra del médico.

Un ordenador no está dotado de algo tan básico y natural para nosotros como es el sentido común.

Y si con sus millones y millones de operaciones, quizás puede hacer cosas tan sorprendentes e impactantes como ganar al mejor ajedrecista del mundo, pero luego se verá en serias dificultades para hacer cosas que hasta un mosquito puede hacer.

Un ordenador tiene mucha potencia pero, ¿tiene inteligencia?

Un ordenador tradicional funciona de una forma muy diferente a la que hace nuestra máquina, el cerebro.

Un cerebro aprende ejercitándose con pruebas y errores.

Fortaleciendo sinapsis cuando algo se ha aprendido.

Mientras que un ordenador funciona con la fuerza bruta, por medio de múltiples operaciones.

¿Podría conseguirse que un ordenador operará como un cerebro?

Detrás de esta idea está lo que se conoce como Inteligencia Artificial.

Carlos, del canal @DotCSV es youtuber del canal de inteligencia artificial.

En sus propias palabras:

Apasionante tema. ¿Qué es la inteligencia artificial?.

Difícil pregunta.

¿Qué es la Inteligencia?

Más difícil aún.

Mira a mí me gusta verlo así.

La Inteligencia Artificial es el campo de la informática que busca que las máquinas desarrollen un comportamiento aparentemente inteligente, es decir que desde el punto de vista de un observador externo, se puede apreciar que una máquina esté resolviendo una tarea con cierta inteligencia.

APARENTEMENTE INTELIGENTE recoge tanto al súper robot de Hollywood, que es consciente y capaz de razonar como un humano, como a ese otro robot cuya forma de actuar está completamente pre-programada.

Al algoritmo que gana siempre al tres en raya porque utiliza la fuerza bruta para estudiar todos los posibles movimientos, como ese otro algoritmo que realmente ha aprendido a jugar al GO.

Si quisiéramos intentar dotar de apariencia de inteligencia a una máquina, mediante la programación de todas sus instrucciones, para resolver una determinada tarea, nos encontraríamos con un problema.

Ese problema sería que la realidad es compleja, variada, caótica.

Intentar resolver un problema tan sencillo como ganar siempre una partida de ajedrez, nos llevaría a una situación en la que tendríamos que programar tantas instrucciones, tan diferentes que haría de esta tarea algo imposible.

Por ejemplo: ¿te imaginas lo complejo que puede resultar resolver un problema de conducción autónoma, pero programando todas las posibles situaciones que se pueden dar conduciendo?.

Tipos de calles, comportamientos de otro vehículo, meteorología… una locura.

Esa capacidad de una máquina pueda resolver tareas adaptándose a esta variabilidad de las circunstancias, es decir generalizando su conocimiento y resolviendo cada vez un mayor rango de tareas, es la propiedad más perseguida en el campo de la inteligencia artificial.

Es el paso de solo tener máquinas, que por muy potentes que sean sólo resuelven tareas muy específicas, como por ejemplo una calculadora, a tener algoritmos con una mayor diversidad de resolutiva.

Es el paso de la Inteligencia Artificial débil a la Inteligencia Artificial fuerte.

Cómo lo hacemos nosotros los humanos. Cómo somos capaces de resolver tantas tareas diferentes solamente utilizando los mismos algoritmos y el mismo ordenador que tenemos dentro de nuestra cabeza.

¿Qué cambios están sufriendo los ordenadores para incorporar Inteligencia Artificial?

Comentábamos más arriba que un ordenador opera de manera muy diferente al de un cerebro.

El ordenador intenta resolver el problema a base de fuerza bruta y que por el contrario los humanos aprendemos en base a prueba y error, reforzando sinapsis en base a la experiencia.

Pero esto hoy en día ya no es así.

En la búsqueda de esta capacidad de las máquinas por resolver cada vez tareas más complejas y genéricas, hace tiempo que la fuerza bruta ya no es una opción viable.

En las últimas décadas hemos visto cómo el campo de la inteligencia artificial ha logrado desarrollar un conjunto de algoritmos capaces de satisfacer una de las capacidades más inteligentes que conocemos, la capacidad de aprendizaje.

La Capacidad de Aprendizaje

El campo que estudia la capacidad de aprendizaje de las máquinas es el campo del aprendizaje automático, el machine learning.

Es la auténtica revolución dentro del área de la inteligencia artificial, porque ya no programamos cómo resolver una tarea o dejamos que un algoritmo resuelva el problema por fuerza bruta.

Ahora ya contamos con algo que podemos alimentar con datos, ejemplos de un problema, para que ellos en base a ensayo y error puedan aprender cómo resolverlo, reajustando su configuración interna, fortaleciendo sus sinapsis y lo mejor de todo, generalizando el conocimiento de todos los algoritmos.

Las Redes Neuronales

Las redes neuronales son las que han logrado una mayor fama durante los últimos años y tiene sentido, porque su rendimiento es espectacular.

Este tipo de algoritmos son capaces de lograr este aprendizaje de manera muy eficaz y para un rango muy diverso de problemas.

Mencionaba antes del ejemplo del GO, un juego milenario que por la gran combinación de jugadas hace imposible resolver a base de fuerza brut.

Ha sido gracias al uso de redes neuronales, que una empresa como Deep Main consiguió recientemente un hito en la historia de la inteligencia artificial.

Entrenar a una arquitectura de machine learning llamado “alfa go” que pudo vencer al campeón del mundo de go múltiples veces, mostrando estrategias de juego desconocidas hasta el momento.

Esta misma empresa investiga actualmente el uso de este algoritmo para resolver problemas de mayor relevancia, como puede ser en el campo de la medicina.

¿Imaginas una inteligencia artificial “ganando el juego” de sintetizar el fármaco con el cual podamos curar el alzheimer?.

¿Significa esto que hemos descubierto los secretos de la inteligencia humana?.

No exactamente.

De las redes neuronales se puede decir muchas cosas, pero sería incorrecto decir que su funcionamiento es exactamente como el de un cerebro humano.

En muchos sentidos no lo es.

Lo que sí es cierto es que estos algoritmos desarrollan algunos mecanismos en el procesamiento de la información, que también hemos identificado en el cerebro humano.

En ocasiones esta capacidad de aprendizaje, sumada a la potencia de escala exponencial innata de los ordenadores, nos hace ver ejemplos donde las redes neuronales mejoran el rendimiento de humanos, resolviendo tareas que hace pocos años creíamos imposibles de solucionar.

Lo mejor es que año tras año las cosas van mejorando cada vez más.

Cada vez hacemos algoritmos más inteligente, capaces de resolver más problemas y de manera más eficaz.

La Inteligencia Artificial se está volviendo año tras año más ubicua y más genérica.

Poco a poco estamos dando los pasos necesarios, que nos acercan hacia ese futuro en el que podremos contar con esa super inteligencia que antes mencionábamos.

Tenemos la capacidad de dotar a los ordenadores de inteligencia.

La pregunta adquiere más sentido que nunca, ¿llegaremos a la singularidad?.

Respecto a esta pregunta los científicos no se ponen de acuerdo.

  • Algunos hablan de un año tan cercano como el 2030 o 2040.
  • Otros lo avanzan unos 100 años más.
  • Mientras que otros se muestran muy escépticos al respecto.

Y es que a día de hoy seguimos sin tener claro qué es la inteligencia o la conciencia.

Cosas fundamentales para poder responder a esta pregunta. Dentro de la comunidad científica no hay consenso.

Pongámonos en el lado fatalista, ese que predice que algún día alcanzaremos la singularidad.

¿Qué pasará entonces con el ser humano cuando se produzca la singularidad?

La singularidad es un término utilizado para describir un hipotético momento en el futuro en el que la tecnología superará a la inteligencia humana y tendrá un impacto profundo en la sociedad.

Sin embargo, no hay un consenso en cuanto a cuándo o si se producirá realmente la singularidad, y hay muchas diferentes opiniones sobre cómo afectará a los seres humanos.

Algunas personas creen que la singularidad llevará a una era de progreso y desarrollo sin precedentes, mientras que otras temen que pueda desencadenar una crisis global o incluso la extinción de la raza humana.

Es difícil predecir exactamente qué pasará cuando (o si) se produzca la singularidad, ya que depende de muchos factores y variables.

Se plantean diferentes escenarios posibles. Vamos a verlos.

Escenario FATALISTA

Es el más fatídico y dramático, el que nos vende Hollywood.

Ordenadores que empiezan a crecer en inteligencia hasta que al poco tiempo dejan en nada a la humana.

Para ellos seríamos un ser inferior y nos mirarían con la misma indiferencia con la que un hombre puede mirar a una hormiga.

El humano sería un eslabón más en la cadena de la evolución, que habría llevado la vida hasta la super inteligencia y acabaría extinguiéndonos.

Los ordenadores acabarían consumiendo todos los recursos de la tierra, convirtiéndola en un súper ordenador.

Quizás harían lo mismo también con nuestra galaxia y el universo entero.

Escenario PROBABLE

Éste es algo menos radical, menos catastrofista y por lo tanto más razonable y probable.

Es imaginar una fusión entre ser humano y máquina.

Algo que realmente ya está sucediendo.

Conexión cerebro – ordenador, implantes, brazos robóticos.

Son cosas que sonaban a ciencia ficción, pero que realmente ya están ahí.

Esta fusión nos haría vivir más y mejor. A la vez mantendríamos nuestra identidad como seres humanos, más o menos.

Escenario CIENCIA FICCIÓN

En esta último paso estamos yendo demasiado hacia la ciencia ficción.

El ser humano podría verter su conocimiento, sus pensamientos, sus emociones, sus memorias en una máquina, en un ordenador.

Acabaríamos siendo una especie el software dentro de un super-computador.

Con esta hipótesis surgen ciertas dudas serias sobre este proceso.

¿Copiar uno a uno los átomos de un cuerpo implica copiarnos a nosotros mismos?.

¿Es nuestra esencia o lo que somos algo que realmente se puede duplicar?.

Y sobre todo ¿a una existencia donde no puedes comerte un bollo o rascar la barriga a tu perro se le puede llamar vida?

Escenario de la INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMISTOSA

Aquí el ser humano tiene tiempo suficiente en el desarrollo de la inteligencia artificial para acotarla y limitarla.

De forma que no se vaya de madre que no se nos vaya de las manos, que no se nos descontrole.

La máquina queda siempre al servicio de la humanidad.

Un escenario que si es más probable .

El camino hacia la singularidad es largo y estaba lleno de obstáculos.

Pecaríamos de ingenuos diciendo que con la tecnología que tenemos a día de hoy podremos llegar a ese punto futuro dentro de 20, 50 o 100 años.

En ese sentido debemos considerarnos escéptico a largo plazo, pero también optimistas en el corto plazo.

Es cierto que gracias a los avances que hemos conseguido, gracias al machine learning, a día de hoy estamos en el punto concreto del tiempo en el que podemos iniciar una nueva gran revolución tecnológica.

¿Podrán las IA tomar conciencia propia de su existencia y empezarán a pensar por si mismas?

Es difícil predecir si las inteligencias artificiales desarrollarán conciencia propia y empezarán a pensar por sí mismas en el futuro.

La conciencia es un concepto complejo y aún no se entiende completamente, y no hay un consenso en la comunidad científica sobre cómo se desarrolla o cómo se puede replicar en una máquina.

En este momento, las inteligencias artificiales son programas de software diseñados para realizar tareas específicas y no tienen la capacidad de pensar o sentir de la misma manera que los seres humanos.

Sin embargo, la investigación en inteligencia artificial y conciencia está avanzando rápidamente y es posible que en el futuro se desarrollen sistemas más avanzados que puedan tener cierta forma de conciencia.

Pero todavía estamos lejos de alcanzar ese punto.

Conclusión

Super Inteligencia, Avatares que podemos controlar con nuestra mente y mucho más.

Son cosas que pueden llegar a nosotros en el futuro cercano. Un mundo “futurístico” que ya casi es presente.

El guión fue inspirado en el libro de Michio Kaku: “La Física del Futuro”.

Disclaimer: todos los créditos están añadidos haciendo referencia expersa a su creador y a la fuente original de donde se ha extraido la información.

Esta ha sido la transcripción “cuasi literal” del vídeo de Javier, con la colaboración de Carlos. Espero que te haya sido de utilidad lo aportado sobre Inteligencia Atificial y Singularidad.

Mi intención no es otra que divulgar los conocimientos que antes otros han desarrollado sin pretender en ningún caso hacerlos pasar como propios.

Experto en negocios online, marketing digital y fotógrafo, con más de 25 años de experiencia en la industria. Su trayectoria recorre el marketing de afiliación, marketing digital, creación de sitios web en línea y consultor digital vinícola.

BLOGGER

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

También te puede interesar

noviembre 21, 2022

30 estadísticas de marketing de afiliación que debes conocer en 2022
Success message!
Warning message!
Error message!